El film reciclado sirve para envolver y envasar un producto, el cual puede adaptarse a todo tipo de formas y tamaños. Es un proceso que sirve para proteger productos o cargas, de la suciedad o daños durante el transporte o en su manipulación. El envoltorio sirve para que nadie pueda abrir el producto hasta que lo compre y asegura una buena recepción del producto para el cliente.

La retractiladora hace posible abaratar costes en el proceso de embalar el producto estirando el film de plástico, de forma que se ahorra cantidad del film que se utiliza y además se automatiza el proceso de embalaje, ya sea un proceso manual o una línea de producción. El film se estira y luego se contrae por el calor y ejecuta el sellado y corte de film sobrante.

El film termoplástico reciclado presenta una gran resistencia y capacidad de moldeado para el empaquetado de los productos de distintas soluciones y técnicas, según la naturaleza del mismo y el fin al que está destinado.

Gracias al film reciclado y las enfajadoras, podemos envolver el producto de un modo limpio, fácil y resistente, sin alterar las propiedades del mismo y ofreciendo siempre la máxima protección a medida ante manipulaciones y daños. Su funcionamiento es ágil y simple y el resultado es adaptable a cualquier tipo de forma y características. Hay una gran variedad para responder a diferentes necesidades de producción y capacidades que se soliciten. El film reciclado es muy demandado para distintos productos y el ahorro de materiales, al ser un envoltorio a medida. También presenta la garantía de sellado, durabilidad y entrega, sin desperfectos, manteniendo el estado del producto más tiempo y evitando los efectos ambientales.

Film reciclado, la mejor protección para tu mercancía

Podemos decir que el film reciclado es la mejor protección para asegurar la integridad de tu mercancía. El consumible es importante para todos los procesos de embalaje y es que puede utilizarse para embalar y cubrir bultos y otros productos, sea cual sea su forma, gracias la forma que tiene de láminas dúctiles y flexibles.

El film de plástico reciclado se hace mediante una tecnología de extrusión soplado, propulsando el material plástico reciclado hacia la cabeza de extrusión e inflándolo después, para crear una burbuja soplada. Después se ponen unos ventiladores para enfriar la burbuja hasta alcanzar el máximo de su altura y un bombillo para cerradura aplana el material plástico y lo lleva hasta una bobinadora.

La capacidad de reciclado del film flexible ha ido en aumento y eso quiere decir que se podrá transformar la gestión flexible de los residuos plásticos hacia la circularidad, optimizando y haciendo avances en los procesos y soluciones que ya funcionan para crear material reciclado de gran calidad e impulsando la adopción de materiales reciclados en aplicaciones de films.

Leave A Comment