¿Qué ventajas presenta el plástico retráctil?

Cuando hablamos del plástico retráctil, nos referimos a un material ignífugo que se fabrica, principalmente, en polietileno y que puede contener PET y goma adhesiva térmica, lo que le proporciona una gran cualidad retráctil, porque sella mediante calor utilizado con pistolas de retractilado.

El plástico retráctil es transparente, pero también puede encontrarse pigmentado y presenta muchas ventajas:

  • Protege contra los rayos UV y actúa como retardante de las llamas, es decir, que es ignífugo
  • Es resistente y eso hace que se eviten perforaciones y desgarros, tanto en su elaboración como en el almacenaje, transporte y hasta que llegue a su cliente final. Sobre todo cuando hay cargas irregulares con partes salientes o picos.
  • Es un material permeable, de modo que puede utilizarse instantáneamente del producto protegido, después de la eliminación del plástico, ya que lo conserva en perfectas condiciones
  • Sus características hacen que se puedan recubrir y agrupar productos, gracias a su capacidad de retracción. De modo que una de las grandes ventajas es que puede ajustarse al producto por completo, mediante la aplicación de calor y permitir, así, una mayor adaptación y sujeción total de la mercancía. De este modo se realiza una correcta manipulación, transporte y también almacenaje.

Usos del plástico retráctil

  • Paletización; Compacta la mercancía y la fija, consiguiendo que no se mueva, se caiga o se pierda cuando se está manipulando.
  • Almacenamiento; Se trata de un material muy flexible que ofrece una protección frente a las inclemencias del tiempo y también ante todo tipo de agentes externos.
  • Exportación; Es uno de los puntos fuertes, gracias a su resistencia y fiabilidad, unas cualidades que aseguran una llegada adecuada de los productos hasta el destino.

Gracias a su seguridad y su cómodo uso, el plástico retráctil es la opción más utilizada y extendida dentro del sector logístico. Se convierte en la mejor alternativa, para evitar agresiones externas a los productos, porque tiene la capacidad de adaptarse al objeto a través del calor. Una vez embalada la mercancía, se puede acceder a su contenido, de modo que incrementa su protección y seguridad.

También es perfecto para evitar robos, ya que se ajusta al producto como un guante y lo deja fijado, inmovilizándolo y estabilizándolo para su correcto almacenaje y transporte. Lo protege del sol, la humedad, el polvo o las sustancias corrosivas y dificulta el acceso a la mercancía. Pueden encontrarse en diversos formatos, como las fundas termo retráctiles o bobinas termo retráctiles.

Para conocer más sobre el plástico retráctil, entra en nuestra página web y descubre las mejores soluciones de embolsado y empaquetado de todo tipo de productos. Gracias a nuestras técnicas especializadas, maquinaria y conocimiento, podemos asesorarte y ofrecerte productos y servicios de máxima calidad para proteger la mercancía.

Leave A Comment